sábado, 20 de septiembre de 2008

Solve et coagula:

.
.....
..............

Nada nuevo puede surgir, si previamente no hemos hecho hueco para ocupar ese lugar...
Esa sería una de las interpretaciones para "solve et coagula".
Realmente llega algo más lejos la intención de esa famosa frase hermética, que se convierte en toda una doctrina de pensamiento.
En el camino hacia la luz y en el acercamiento a la perfección, nos encontramos en ocasiones con elementos, o grupos de elementos, que deben ser sometidos a una reforma integral, ya que en sí mismos, no pueden ser usados para lograr ciertos objetivos.
Es entonces cuando han de aplicarse las diferentes técnicas de purificación y mejora...
...Es ahí donde "solve et coagula" toma un papel primordial...
Basicamente se trata de separar el conjunto de elementos en unidades "trabajables", aislarlos uno por uno de la amalgama, consiguiendo conservar los principios activos y volátiles de cada elemento, y purificarlos uno por uno, extrayendo las fracciones superfluas y negativas, y dejando tan solo aquellas que reunan las mejores condiciones, o que más nos interesen...
...el paso siguiente tras tener aislados los diferentes principios activos positivos, es ir aglutinando uno por uno los diferentes elementos así tratados, y en el mismo orden de la previa descomposición, hasta conseguir un nuevo "ente" que aunque en apariencia sea similar al inicial, es totalmente renovado, y con una pureza extraordinaria...
Dependiendo del grado de purificación utilizado, podremos conseguir resultados más o menos valiosos... y vale la pena recordar que cualquier "solve et coagula" aunque sea mínimo es suficiente para mejorar el estado de cualquier "mezcla aberrante", sea mineral, vegetal o incluso animal.
Huelga decir que la salamandra verde y el dragón rojo están al acecho.
..........
.....
...
..
.

6 comentarios:

Isabel dijo...

Qué complicado suena... pero qué gran verdad. Hay que dejar hueco para que algo quepa. Besos.

Anónimo dijo...

Te has dejado la última letra de la composicion. Yod He Vau He.
o Jehova como se conoce al Dios Judio. De todas formas tampoco te la dejaste, está pero es como si la trinidad fuera primero y pienso que las estaciones son cuatro, cuatro el numero de la formacion,
materializacion , en primavera todo nace ,florece en verano , otoño fija y el invierno interioriza y deja descansar a la tan querida naturaleza, no es mas que otra Ley Cosmica, de las mas importantes y basicas.Pero bueno ,tendremos tiempo para discutirlo, hablarlo y extendernos o entendernos mas y mejor por este blog tan....GUAISSSSSSSS.
BONAERGES

Anónimo dijo...

Ya disuelvo ya, pero solamente guisquise y coagulo a tope el tema aereo, ...como humo se va.. mi vida se va..mientras tanto tu...(Continuarà)jejeje
Chewaka

Pakous dijo...

Bonaerges. Hé es el Rebis, que en la generación significa la luz.
"Y dijo: Hágase la LUZ, y la LUZ se hizo"...
de ahí que la palabra Luz se repita dos veces (rebis)... en la polaridad es el elemento negativo femenino.
el "cuatro" es importante sin duda, es la parte masculina, (YOD) en cambio el "tres" es la femenina (HE)... la suma de las dos fracciones esl el "siete", y el múltiplo "el doce". Y estos dos números 7 y 12 sí que son palabras mayores... hay que darles de comer aparte...
Un abrazo

Pakous dijo...

Chewaka, te veo por mal camino... tu sendero es un laberinto ciénago y angosto, mejora un poco tu psique plis... jeje

Pakous dijo...

Si que es complicado esto, Isabel. nunca entendí que cuando el congelador está totalmente atiborrado, aún quepan unas cuantas bolsas de guisantes, y 15 o 20 helados (Liria es experta en ello)...
y aún menos entendí, (aunque se esforzaron en explicármelo) que donde no había nada, (¡¡¡¡NADA!!!!)... "hágase el mundo"... y se hizo. O si lo preferimos el "big bang" (algo más científico)